IVA en las viviendas de obra nueva: cuánto hay que pagar

IVA en las viviendas de obra nueva: cuánto hay que pagar

Tanto las adquisiciones de obra nueva como las de segunda mano llevan asociados gastos derivados de la compra. En el caso de las viviendas sobre plano, el IVA –Impuesto sobre el Valor Añadido– es diferente al que se paga cuando se compran casas de segunda mano. En este artículo se abordará la casuística relacionada con el IVA de las viviendas de obra nueva o primera entrega.

Según puede leerse en la página web de la Agencia Tributaria, por ‘primera entrega’ de viviendas se entienden aquellas que se adquieren al promotor cuando la construcción o rehabilitación del edificio está terminada –es decir, cuando el arquitecto y aparejador expiden un certificado de fin de obra–.

[Lee aquí: El IVA en la primera vivienda: ¿cómo afecta este impuesto a las promociones de obra nueva?]

iva obra nueva

Desde Hacienda también informan de una excepción que hay que tener en cuenta a la hora de pagar el IVA: no habrá que tributar el IVA si el promotor alquiló esas viviendas nuevas durante al menos dos años y después se vendieron a una tercera persona –esta circunstancia tributa con el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas porque se considera una segunda transmisión–. En el resto de ocasiones, el comprador de la casa de primera entrega deberá pagar el IVA al vendedor, que está obligado a ingresar el importe correspondiente a la Hacienda Pública.

Cuánto IVA se paga por la compra de obra nueva

La Agencia Tributaria determina que el IVA que soporta el comprador “es el resultado de multiplicar el precio de la vivienda por el tipo impositivo vigente en el momento de la compra” –10 % actualmente–. Esto significa que, para calcular el IVA que hay que pagar por la adquisición de una vivienda de obra nueva basta con calcular el 10 % del importe total escriturado –salvo si se trata de viviendas de promoción pública o de protección oficial en régimen especial, en cuyo caso la tributación es del 4 %–.

obra nueva iva

Veamos un ejemplo práctico para entenderlo. Imaginemos que compramos un piso que no es de protección oficial en régimen especial ni una vivienda de protección pública –como no se incluye en ninguna de las dos excepciones recogidas en la tributación del 4 %, deberíamos aplicarle el IVA general del 10 %–. El importe de escrituración de esta casa asciende a los 225.000 euros. ¿Cuál sería la cantidad total de IVA que tendríamos que soportar? Para hallar la cifra, bastaría con hacer una sencilla operación:

225.000 euros x 0.10 = 22.500 euros de IVA

Por tanto, para poder hacer frente a la compra de la vivienda de obra nueva protagonista de nuestro ejemplo, el comprador tendría que disponer de liquidez o financiación que soportara un gasto total de 247.500 euros (225.000 euros del importe de escrituración + 22.500 euros de IVA). En esta cuantía no están incluidos otros gastos derivados de la adquisición de una vivienda de primera entrega como son los de gestoría, notaría o tasación.