Dormitorios infantiles divertidos: una habitación ideal para los ‘peques’

Dormitorios infantiles divertidos: una habitación ideal para los ‘peques’

Los niños son los reyes de la casa. Idear un espacio donde se sientan únicos les hará crecer rodeados de diversión entre juguetes, libros y muñecos de peluche. Estos son algunos consejos que colaborarán a que la habitación de tus hijos sea la envidia de todo el ‘cole’.

Colores divertidos: las paredes de los dormitorios infantiles se prestan a un sinfín de diseños de lo más llamativo. Desde dibujos de animales hasta recreaciones fantásticas, pasando por geniales avionetas o flores multicolor. Puedes preguntar a los niños cuál es su color favorito e incluir guiños a sus gustos.

Sillas colgantes: los niños buscan experiencias nuevas y cualquier detalle es mágico para ellos. Regálales una silla colgante para que puedan leer junto a la ventana imaginando que tienen una casa en un árbol. Hay quien arriesga aún más e incluso suspende en el techo la cama –aunque según vayan creciendo y cogiendo peso habrá que pensar en bajarla al suelo–.

A dos alturas: la idea de irse a dormir resultará mucho más atractiva si para subir a la cama deben ascender por una divertida escalera. Las literas son ideales para las habitaciones compartidas poco espaciosas, pero también para aquellas en las que duerme un único niño. En este último caso, la zona que queda bajo la cama se puede utilizar para situar la mesa de estudio. Si colocas un tobogán para que bajen al suelo al despertar –algunos ofrecen un espacio de almacenaje–, seguro que les conquistas.

Para fomentar su creatividad: no es mala idea colocar una pizarra en la habitación de los más pequeños. En ella podrán dar rienda suelta a su imaginación y dibujar todo lo que se les venga a la mente. ¿La parte negativa? Las tizas sueltan polvo que habrá que retirar con frecuencia.

Como príncipes y princesas: si la altura de la habitación lo permite puedes colocar un pequeño dosel para que los niños se sientan auténticos reyes. Recuerda que si optas por telas ligeras la decoración quedará mucho menos recargada que si eliges telas opacas que no dejen pasar la luz.

Para los más coquetos: los espejos también se pueden incluir en las habitaciones infantiles. Existen diseños que les encantarán, como algunos en forma de orejas de Mickey Mouse o con la silueta de una majestuosa corona.