Arquitectura con nombre de mujer: cuando los grandes diseños los firman manos femeninas

Arquitectura con nombre de mujer: cuando los grandes diseños los firman manos femeninas

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, una jornada especialmente indicada para resaltar el papel femenino en todos los sectores y ámbitos de la vida. Entre ellos, como no podía ser de otra manera, aparece la arquitectura, una disciplina que a lo largo de los años ha tenido la suerte de contar con grandes nombres españoles de mujer entre sus filas.

Matilde Ucelay: una arquitecta marcada por la Guerra Civil

matilde ucelay

Matilde Ucelay, primera mujer arquitecta española

En España, una de las pioneras en desarrollar proyectos arquitectónicos fue Matilde Ucelay Maortúa. Nacida en 1912 en Madrid, esta profesional rompió con los tabús de su época y luchó por su sueño de ser arquitecta. Sus esfuerzos llegaron a buen puerto y, tres días antes de que tuviera lugar el golpe de Estado de 1936, pasó a la historia como la primera española en obtener la titulación en arquitectura.

Los años de la guerra la tuvieron apartada del ejercicio profesional durante cinco años, periodo durante el cual siguió en activo firmando, sobre todo, proyectos para público extranjero residente en España bajo el nombre de otros compañeros arquitectos. Una década más tarde, Ucelay fue requerida por la familia Oswald para diseñar una de las seis casas que después terminaría construyendo para ellos.

La primera de ellas fue la Casa Oswald de Somosaguas (Madrid) datada en 1952, un diseño basado en la sencillez, un mimo exquisito a los detalles y un férreo orden que aporta solemnidad al edificio. Matilde Ucelay, que durante los últimos años de su vida utilizó como estudio el ático del edificio Castaño ubicado en la confluencia de la calle Goya y la calle Alcalá, falleció en 2008 habiendo sido reconocida en 2004 con el Premio Nacional de Arquitectura.

Rita Fernández: un sueño infantil convertido en realidad

rita-fernandez

Rita Fernández fue la segunda mujer licenciada en Arquitectura en España

Los pasos de Ucelay abrieron el camino a Rita Fernández Queimadelos, pontevedresa nacida en A Cañiza en 1911 que fue la segunda mujer en adquirir la licenciatura en Arquitectura en España –obteniendo el número de colegiado 651, tal y como puede leerse en su ficha profesional–.

Cuentan los expertos que, casi con total probabilidad, la afición de Rita por la arquitectura estuvo motivada por los trabajos de su abuelo materno como agrimensor –especialista en la delimitación de superficies topográficas–. Su aspiración de vivir entre escuadras y cartabones se hizo realidad tras cursar estudios preparatorios de Ciencias Químicas, puerta de entrada a la Facultad de Arquitectura de Madrid en 1932.

La Guerra Civil truncó su carrera y no pudo reanudar las clases hasta 1939. Un año más tarde, tras estudiar dos cursos intensivos, se licenció el 26 de agosto de 1940 y empezó firmar un proyectos públicos como la remodelación del antiguo Ayuntamiento de Fuenlabrada o el diseño de la Colonia Tercio y Terol del madrileño barrio de Carabanchel.

planos rita fernandez

Planos de Rita Fernández

Rita Fernández Queimadelos murió en Barcelona el 26 de septiembre de 2008.

La actual arquitectura femenina española

En la actualidad son muchas las arquitectas españolas que han sabido hacerse un hueco entre los grandes nombres de esta disciplina. Entre ellas, tres perfiles destacan por su amplia experiencia y su gran cantidad de proyectos firmados.

Belinda Tato

Eco-Boulevard 31

Desde 2010, esta arquitecta madrileña y su pareja –el también arquitecto José Luis Vallejo, con quien fundó el estudio Ecosistema Urbano– imparten clases en la Universidad de Harvard. Sus allegados la conocen como la “inventora de árboles” porque uno de sus primeros proyectos tomaba como inspiración la vegetación natural y creaba la fantasía de parecer inmensas plantas.

El estudio de Tato, que en 2017 obtuvo el Premio de Arquitectura Internacional en la categoría de ‘Urbanismo’, ha seguido esta tendencia vinculada con la naturaleza. Buen ejemplo de ello es el Eco-boulevard31 del Ensanche de Vallecas, en Madrid, un proyecto en el que se crea un microclima propio a través de estructuras artificiales.

María Langarita

Depósito de Matadero, en Madrid

La trayectoria profesional de esta arquitecta ha estado plagada de reconocimientos. Entre algunos de sus galardones más destacados se encuentra el premio Young Architect of the Year 2014, el premio FAD 2012, el AR+D Award for Emerging Architecture 2012 o el premio COAM 2013. Además, algunos de sus proyectos se han mostrado en exposiciones tan importantes como la 6th Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Shenzhen 2015 y la XIV Bienal de Arquitectura de Venecia en 2008 y 2014.

Entre sus trabajos se encuentra el acondicionamiento y nuevo acceso en el depósito de agua de Matadero –en Madrid–, el diseño del restaurante Lolita de Zaragoza –finalista en la XI Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo– y la adaptación de la antigua sede del FUCOAM como Centro de Actividades Profesionales Madrid.

Carme Pinós

Las inquietudes de Carme Pinós en el mundo de la arquitectura parecen ser infinitas. En la imparable carrera de esta arquitecta barcelona se encuentran diseños de toda índole. Fundó su estudio en 1991, y desde entonces no ha parado de ejecutar proyectos tan destacados como el Materplan del centro histórico de Saint Dizier (Francia), la construcción del edificio de Departamentos de la Universidad de Económicas del Nuevo Campus de Viena (Austria); la Torre de Oficinas Cube II en Guadalajara (México) y el Centro Cultural y de Exposiciones Caixaforum de Zaragoza.

caixaforum zaragoza

Centro Cultural y de Exposiciones Caixaforum de Zaragoza

Además de ser una premiada y reconocida profesional de la arquitectura, Pinós compagina sus trabajos con la docencia. Ha colaborado como profesora invitada en la École Nationale Supérieure d’Architecture Paris-Malaquais; la Harvard University Graduate School of Design; la Columbia University en Nueva York; la École Polytechnique Fédérale de Lausanne; la École Nationale Supérieure d’Architecture Paris-Val de Seine y la Università de Venezia.