Los 7 retos y propósitos inmobiliarios para 2019

Los 7 retos y propósitos inmobiliarios para 2019

Comienza un nuevo año… también inmobiliario. Un sector en el que tampoco faltan los propósitos ni los retos. El principal propósito para 2019 es el de facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes, “un deber para los promotores”, según David Martínez, Consejero Delegado de AEDAS Homes, quien también alude a la necesidad de modernizar la construcción a través de la industrialización.

David Martínez apunta que “las perspectivas para el futuro del sector inmobiliario son buenas” y, sobre la evolución de los precios, espera y desea para 2019 unos “incrementos saludables” en el entorno del 3%-4%-5% de media a nivel nacional: “Evidentemente, y debido a la elevada heterogeneidad del mercado, habrá mercados en los que aumenten a un ritmo superior y otros en los que las subidas serán más suaves. Desde AEDAS Homes defendemos un crecimiento sostenible que haga posible un buen y correcto funcionamiento del mercado”.

El CEO de AEDAS Homes habla de 7 retos y propósitos a afrontar por el sector en 2019:

Reto 1: Recuperar a los jóvenes

gustos espanoles comprar obra nueva

El primero de los grandes propósitos inmobiliarios para 2019, según el Consejero Delegado de AEDAS Homes, es el de recuperar a los jóvenes como demanda natural y convertirlos en la prioridad del sector.

“Debemos facilitar a los jóvenes el acceso a un hogar, bien sea en alquiler o en propiedad. No cabe duda de que el alquiler se ha convertido en una opción y ahora, entre todos, tenemos que ser capaces de dar respuesta a esta demanda”, apunta.

Reto 2: Modernizar la construcción

“Sobre la necesidad de modernizar la construcción, en AEDAS Homes estamos convencidos de que el futuro de la construcción pasa por la industrialización de la promoción residencial, lo que traerá consigo a la vez un empleo más atractivo”, afirma David Martínez.

“De este modo”, adelanta, “durante 2019 seguiremos potenciando nuestra línea de negocio AEDAS OffSite (OS) Homes dedicada a la producción de viviendas en modernas cadenas de montaje que permitan reducir el tiempo de entrega a la mitad y una mayor calidad de ejecución”.

Retos 3, 4 y 5: Agilizar las licencias

“No debemos olvidar otros grandes desafíos para 2019: el retraso en la concesión de licencias de construcción, que en algunos municipios supera el año; la escasez de suelo finalista, que los Ayuntamientos deberían paliar poniendo nuevo suelo en gestión; y los incrementos de los costes de la construcción, motivados, sobre todo, por la falta de mano de obra”, afirma.

Reto 6: Equilibrar oferta y demanda

Entre los propósitos para 2019 también está el de equilibrar la demanda de obra nueva con la oferta. “Afrontamos un periodo inmobiliario alentador en el que la oferta es inferior a la demanda, que además seguirá creciendo según las previsiones económicas de recuperación del consumo y descenso del paro”, advierte.

David Martínez recuerda que, según el consenso de mercado, España necesita entre 120.000 y 140.000 casas nuevas al año. Unas cifras de demanda que son muy superiores a las 50.000 viviendas que se están terminando al año y a la concesión de visados de obras que, si todo marcha según lo previsto, ascenderán a unos 100.000 en 2018.

obra nueva valencia avances hevia02

Avances de las obras en Hevia (principios de diciembre de 2018)

“Prevemos que poco a poco el sector inmobiliario se irá aproximando a ese punto de equilibrio respecto a la producción de vivienda nueva. En 2019, al igual que en los pasados años, esperamos un aumento moderado de la actividad promotora en la misma línea. No debemos olvidarnos de que partimos de un nivel muy bajo”, expone.

Reto 7: Apaciguar el precio del suelo

balance inmobiliario2018

David Martínez, Consejero Delegado de AEDAS Homes (Foto: José Luis Pindado)

En cuanto al mercado del suelo, David Martínez espera que la tendencia inflacionista –sobre todo, en las grandes ciudades– tienda a apaciguarse. “Confío, por una parte, en que las administraciones comiencen a ser conscientes de la necesidad de poner materia prima en gestión para incrementar la oferta de obra nueva. Y, en segundo lugar, no cabe duda de que la gran mayoría de los actores hemos aprendido que no se puede jugar con expectativas del encarecimiento de la vivienda”, señala.

“Pensando en 2019, nos motivan todos estos desafíos y todos los actores del sector debemos afrontarlos y superarlos. Debemos comprometernos para que este ciclo se prolongue en el tiempo y que en 2019 se consolide la normalización en el mercado de la vivienda nueva, con crecimientos moderados de precios y ritmos de construcción, fundamentalmente”, concluye.