Economía doméstica

¿Qué es el contrato de reserva de una vivienda?

Definición y propósito del contrato de reserva de una vivienda

Cuando estamos seguros de querer adquirir una vivienda en propiedad se puede ‘bloquear’ la venta de dos maneras muy parecidas que, sin embargo, presentan algunas diferencias.

El contrato de reserva de una vivienda es un acuerdo preliminar que establece las bases para la futura compraventa de un inmueble. Este contrato es una herramienta jurídica que permite a un potencial comprador asegurar la adquisición de una propiedad, evitando que el vendedor ofrezca el inmueble a otros interesados.

Sus características principales son las siguientes:

  • Garantía de compra: el contrato de reserva garantiza al comprador el derecho exclusivo de adquirir la propiedad.
  • Compromiso de venta: es la obligación del vendedor a mantener la oferta y no vender la propiedad a terceros.
  • Anticipo o señal: se entrega una cantidad de dinero como parte del precio total, que se descontará en la compraventa final.

Aplicación práctica del contrato de reserva

contrato de reserva de una vivienda

Este tipo de contrato es especialmente útil cuando la vivienda deseada aún está en construcción o en proceso de finalización. Al firmarlo, el vendedor se compromete a completar la obra siguiendo las especificaciones técnicas acordadas, y el comprador se asegura de que la propiedad no será vendida a otra persona durante este periodo.

No dejes de considerar estos aspectos:

  • Condiciones técnicas: el contrato debe especificar las características de la construcción y los estándares de calidad.
  • Plazos de entrega: se deben establecer fechas claras para la finalización de la obra y la entrega de la vivienda.
  • Penalizaciones: en caso de incumplimiento, se pueden acordar compensaciones económicas.

Diferencias entre el contrato de reserva y el contrato de arras

Aunque ambos contratos sirven para asegurar la compraventa de una vivienda, existen diferencias significativas entre ellos:

Contrato de reserva:

  • Irrevocable: generalmente no se puede rescindir, salvo que se incluya una cláusula específica que lo permita.
  • No regulado: no está contemplado en el Código Civil, lo que implica que su forma y condiciones pueden ser más flexibles.

Contrato de arras:

  • Rescindible: permite a ambas partes desistir del acuerdo, sujeto a penalizaciones económicas.
  • Regulado: viene recogido en el Código Civil, ofreciendo mayor seguridad jurídica.

Ventajas del contrato de reserva

El contrato de reserva de vivienda ofrece varias ventajas tanto para el comprador como para el vendedor, que plasmamos a continuación:

Para el comprador supone un plus de confianza al asegurar la adquisición de la vivienda sin competencia de otros posibles compradores, además de la claridad al establecer las condiciones de la compraventa de manera anticipada, proporcionando tranquilidad y previsibilidad.

Para el vendedor supone un compromiso de compra que garantiza que el comprador está seriamente interesado y se compromete a la adquisición. Es aparte un anticipo financiero, ya que recibe un adelanto económico que puede utilizar para continuar con la construcción o como garantía de venta.

Economía doméstica

Posts relacionados

No se han encontrado resultados.