Sala de prensa

 

 

 

ESTUDIO 'JÓVENES Y VIVIENDA 2020' AEDAS Homes

Los jóvenes mantienen sus planes de comprar una vivienda a pesar de la pandemia

Hasta 7 de cada 10 continúan con su intención de adquirir su primera casa, una cifra que se eleva a 8 de cada 10 entre los ya propietarios que buscan cambiarse a una vivienda mejor

14 diciembre 2020

La mayoría de los jóvenes ignora la pandemia del COVID-19 en sus planes inmobiliarios: 7 de cada 10 jóvenes que buscan su primera vivienda siguen con sus intenciones de comprar una casa durante la segunda ola de la pandemia, una cifra que se eleva a 8 de cada 10 entre los ya propietarios que quieren cambiarse a una vivienda mejor. Ésta es una de las grandes conclusiones del Estudio ‘Jóvenes y Vivienda 2020’ de AEDAS Homes elaborado sobre la base de una encuesta online realizada en noviembre a más 1.000 personas de 25 a 34 años.
 

Según este estudio, hasta un 69,2% de los entrevistados que está buscando una primera vivienda afirma que la segunda ola de la pandemia no ha paralizado sus intenciones de comprar una casa. Por el contrario, tan solo un 23,2% reconoce haber parado la decisión de comprar y un 7,6% contesta no saber qué hacer.
 

“Los jóvenes ya se vieron obligados a cambiar sus planes de vida en 2008. Entonces, la crisis financiera truncó el acceso a una vivienda de la mayoría. Ahora, más de 10 años después, parece que están dispuestos a sobreponerse a la inesperada crisis sanitaria y no amedrentarse”, afirma Jorge Valero, Director de Data y Transformación Digital de AEDAS Homes. Además, advierte de una “alta disparidad” dependiendo de la comunidad autónoma.
 

Asturianos y cántabros, los más convencidos a comprar su primera vivienda

El estudio pregunta a jóvenes, tanto en búsqueda de su primera vivienda como interesados en cambiar a una nueva, acerca del impacto que ha podido tener la segunda ola de la pandemia para conocer si el COVID-19 ha paralizado o no sus intenciones.
 

Entre los jóvenes que manifestaron su intención de comprar su primera vivienda, los asturianos y cántabros (hasta el 87,5%), seguidos por los catalanes (76,8%), andaluces (75%), extremeños (71,4%) y canarios (71,1%) son los que presentan un menor impacto en la decisión de compra en la segunda ola de la pandemia, todos por encima de la media nacional. En el lado opuesto, los más reacios a continuar con la adquisición son los riojanos (el 50% admite haber paralizado esta pretensión), aragoneses (42,1%), gallegos (34,7%), madrileños (32,5%) y castellanomanchegos (31,8%), según el estudio de AEDAS Homes.  
 

La demanda de reposición aún más decidida

Respecto a los jóvenes que ya poseen una vivienda y quieren cambiarse a una mejor -la llamada demanda de reposición-, la mayoría de los que siguen adelante con sus planes es aún mayor que los interesados en comprar su primera vivienda. Hasta el 80,6% continúa con esta intención, frente al 16,4% que dice haberla paralizado y un 2,9% que se muestra dubitativo. Esta situación es bastante generalizada: 10 de las 17 regiones presentan datos del 80% o más, lideradas por La Rioja y Aragón, donde los jóvenes que están buscando casa mantienen intactas sus intenciones de cambiar de vivienda a pesar del COVID-19.
 

El estudio solo ha identificado tres regiones donde la demanda de primera vivienda por parte de los jóvenes está soportando mejor esta segunda ola que la demanda de reposición: Asturias, Extremadura y Cantabria.

“Viendo que el impacto de la segunda ola de la pandemia es limitado a la hora de afectar la intención de compra entre los jóvenes, el sector promotor está ante una gran oportunidad para salir reforzado si es capaz de ofrecerles un producto ad hoc”, concluye Jorge Valero.