Sala de prensa

 

 

 

David Martínez, CEO de la promotora residencial, apela al compromiso de todo el sector

Los jóvenes, uno de los grandes desafíos inmobiliarios para 2019 según AEDAS Homes

La compañía señala que el sector debe abordar también la modernización de la industria para mitigar los costes de la construcción y aumentar la productividad

Un responsable de AEDAS Homes atendiendo a jóvenes en una promoción de Sevilla.

enero 02, 2019

 

AEDAS Homes, promotora de referencia en el nuevo ciclo inmobiliario en España, señala como una de las asignaturas pendientes del sector de cara al próximo año 2019 la recuperación de la demanda joven. “Tenemos que ser capaces de dar acceso a la vivienda a los jóvenes, ya sea en alquiler o en propiedad”, subraya David Martínez, CEO de la promotora.


“En los próximos años, regresarán al mercado las generaciones que hoy en día tienen dificultades para comprar: será una futura demanda en busca de un producto diferente; una vivienda en zonas emergentes del segundo anillo de las principales áreas metropolitanas”, pronostica el directivo.


Modernizar la construcción residencial

Según Martínez, en 2019 el sector también deberá abordar la evolución y modernización en la forma de hacer viviendas. “La industria de la construcción en España se enfrenta a graves problemas endémicos que afectan a su productividad, capacidad y fiabilidad”, enfatiza. “En nuestras manos está mitigar los efectos de estos desafíos, a los que se unen la falta de mano de obra o el incremento de los costes de construcción”, declara Martínez, quien alude a la industrialización de la promoción residencial como una solución.


“Este nuevo sistema de producir viviendas en una fábrica volverá a atraer a profesionales, reducir significativamente los tiempos de entrega, depender menos del trabajo en el solar y, en última instancia, reducir nuestra exposición a las desviaciones de los costes”, recalca el Consejero Delegado de AEDAS Homes.


Merian, en Torrejón de Ardoz, es la primera promoción de AEDAS Homes que se construye totalmente de manera industrializada y, por tanto, el punto de partida en esta nueva forma de hacer viviendas.


Ciclo largo y positivo

Alcanzar el equilibrio entre la oferta de obra nueva y la demanda será otro de los retos a los que tendrá que hacer frente el sector en los próximos 12 meses. “Afrontamos un periodo inmobiliario alentador en el que la oferta es inferior a la demanda, que, además, seguirá creciendo según las previsiones económicas de recuperación del consumo y descenso del paro”, explica Martínez.


El directivo recalca que, según el consenso de mercado, España necesita entre 120.000 y 140.000 casas nuevas al año. “Estas cifras de demanda son muy superiores a las 50.000 viviendas que se están terminando al año y a la concesión de visados de obras que, si todo marcha según lo previsto, ascenderán a unos 100.000 en 2018, un 19% más que en 2017”, señala.


Precisamente, esa demanda fuerte y sostenida de obra nueva abre el camino hacia un ciclo que desde AEDAS Homes pronostican como largo y positivo. Martínez apela a la “la necesidad de compromiso del sector para que este ciclo se prolongue en el tiempo, con la creación de un mercado con incrementos de precios y de actividad sostenibles”, tras un 2018 en el que el mercado ha puesto rumbo a la normalización.


Oportunidades de suelo y concesión de licencias

“Por otra parte, en general en España no hay carencia de suelo. Hay aún mucho suelo disponible que requiere de gestión urbanística”, especifica el CEO de AEDAS Homes, quien explica que estos suelos “están pendientes de un plan de parcelación y proyecto de urbanización”. En este sentido, indica que “por supuesto sigue habiendo oportunidades de compra de suelo y, prácticamente, en todas las zonas, a excepción de algunas capitales donde es más difícil encontrar opciones”.


Asimismo, Martínez remarca que en AEDAS Homes tienen muy presente otro de los retos históricos que afecta, igualmente, a todo el sector: el retraso en la concesión de licencias de construcción, una demora que en algunos municipios supera holgadamente los 12 meses. “Una mayor celeridad y cambios en los planes urbanísticos nos permitirían atender de una forma más eficaz a la demanda incrementando la oferta nueva”, concluye el directivo.